ERTE POR FUERZA MAYOR A CAUSA DEL COVID-19 - Mañas Cruz Abogados
20427
post-template-default,single,single-post,postid-20427,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.4.5,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,columns-4,qode-child-theme-ver-18.0.9.1558092745,qode-theme-ver-23.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.3.0,vc_responsive

ERTE POR FUERZA MAYOR A CAUSA DEL COVID-19

ERTE POR FUERZA MAYOR A CAUSA DEL COVID-19

La Crisis que ha causado el corona virus en nuestro país está planteando a las empresas muchas dudas a la hora de actuar durante estos días de inactividad para minimizar sus pérdidas.

La Comunidad de Madrid ya ha publicado cómo han de proceder estas empresas en el caso que se encuentren dentro de las actividades que han quedado suspendidas mediante el Real Decreto 463/2020, os dejo aquí el enlace para que podáis visitarla https://www.comunidad.madrid/gobierno/actualidad/informacion-util-empresas-trabajores-autonomos-estado-alarma-covid-19

Con esta información parece que está claro, que las empresas que estén obligadas a cerrar en cumplimiento de este Real Decreto se encuentran dentro de los casos por fuerza mayor. Otra cuestión será cómo se resolverán aquellas empresas que no figurando dentro del listado de actividades que quedan cerradas o suspendidas en dicho Real Decreto dependen de aquellas para realizar su actividad, por ejemplo, las empresas de catering que dan servicio al comedor de los centros escolares, las empresas de impresión digital que dan servicio a empresas de espectáculos públicos y un sinfín de empresas cuyos únicos clientes son las empresas encuadradas en el Real Decreto 463/2020…,

En cualquier caso, parece que podrán pedir un Erte por fuerza mayor las empresas que se encuentren en las siguientes actividades:

  1. Museos
  2. Archivos,
  3. Bibliotecas,
  4. Monumentos
  5. Espectáculos Públicos,
  6. Esparcimiento y Diversión
  7. Café-espectáculo
  8. Circos
  9. Locales de exhibiciones
  10. Salas de fiesta
  11. Restaurante-espectáculo
  12. Otros locales o instalaciones asimilables a los mencionados.
  13. Culturales y artísticos: Auditorios, Cines, Plazas, recintos e instalaciones taurinas.
  14. Otros recintos e instalaciones: Pabellones de Congresos, Salas de conciertos, Salas de conferencias, Salas de exposiciones, Salas multiuso, Teatros.
  15. Deportivos: Locales o recintos cerrados, campos de futbol, rugby, béisbol y asimilable, campos de baloncesto, balonmano, balonvolea y asimilable, campos de tiro al plato, de pichón y asimilables, Galerías de tiro, Pistas de tenis y asimilables, Pistas de patinaje, hockey sobre hielo, sobre patines y asimilables, piscinas, locales de boxeo, luchas, judo y asimilable, Circuitos permanentes de motocicletas, automóviles y asimilables, velódromos, hipódromos, canódromos y asimilables, Frontones, trinquetes, pistas de squash y asimilable, Polideportivos, Boleras y asimilables, Salones de villar y asimilables, Gimnasios, Pistas de atletismo, Estadios, y otros locales asimilables a los mencionados.
  16. Espacios abiertos y vías públicas: Recorridos de carreras pedestres, Recorridos de pruebas ciclistas, motociclistas, automovilísticas y asimilable, Recorridos de motocross, trial y asimilables, Pruebas y exhibiciones náuticas, Pruebas y exhibiciones aeronáuticas, Otros locales asimilables a los mencionados.
  17. Actividades recreativas de baile: Discotecas y salas de baile, Salas de juventud.
  18. Actividades recreativas Deportivo-recreativas: Locales o recintos, sin espectadores, destinados a la práctica deportivo-recreativa de uso púbico en cualquiera de sus modalidades.
  19. Juegos y apuestas: Casinos, Establecimientos de juegos colectivos de dinero ya zar, Salones de juego, Salones recreativos, Rifas y tómbolas, Otros locales e instalaciones asimilables a los de actividad recreativa de Juegos y apuestas conforme a lo que establezca la normativa sectorial en materia de juego, Locales específicos de apuestas.
  20. Culturales y de ocio: parques de atracciones, ferias, asimilables, Parques acuáticos, Casetas de feria, Parques zoológicos, Parques recreativos infantiles.
  21. Recintos abiertos y vías púbicas: Verbenas, desfiles y fiestas populares o manifestaciones folclóricas.
  22. De ocio y diversión – Bares especiales: Bares de copas sin actuaciones musicales en directo, Bares de copas con actuaciones musicales en directo.
  23. De ocio y diversión – De hostelería y restauración: Tabernas y bodegas, Cafeterías, bares, café-bares y asimilables. Chocolaterías, heladerías, salones de té, croissanteries y asimilables, Restaurantes, autoservicios de restauración y asimilables, Bares – restaurantes, Bares y restaurantes de hoteles, excepto para dar servicio a sus huéspedes, Salones de banquetes, Terrazas.
  24. Colegios, universidades y los centros de formación, en los términos del artículo 9 del real decreto por el que se declara el estado de alarma.
  25. Así como cualquier otra actividad que hayan quedado suspendidas, canceladas o restringidas por el real decreto por el que se declara el estado de alarma y el real decreto por el que lo modifica y que se hayan tenido que suspender debido a la falta de suministros, al contagio de la plantilla o la adopción de medidas de aislamiento preventivo decretados por la autoridad sanitaria.

 

Las restantes empresas que se vean obligadas a presentar un ERTE por la disminución de su actividad y no estén incluidas en el listado anterior deberán justificar en la memoria de presentación del ERTE las razones por las que considera que el ERTE es de fuerza mayor, en este caso, el órgano competente valorará dichas razones para su resolución.

La fuerza mayor se singulariza porque consiste en un acaecimiento externo al círculo de la empresa, independiente de la voluntad del empresario respecto a las consecuencias que acarrea en orden a la prestación de trabajo, existiendo una desconexión entre el evento dañoso y el área de actuación de la empresa. La suspensión por fuerza mayor no exige la concurrencia de otra causa adicional, como que la empresa se encuentre en situación de crisis, no necesitándose conocer la situación próspera o adversa de la empresa.

La existencia de fuerza mayor, como causa motivadora de la extinción y suspensión de los contratos de trabajo o de la reducción de jornada, debe ser constatada por la Autoridad laboral, cualquiera que sea el número de trabajadores afectados, previo procedimiento tramitado conforme a lo establecido.

El procedimiento de extinción y suspensión de contrato por fuerza mayor se inicia mediante solicitud de la empresa dirigida a la autoridad laboral competente, ha de acompañarlo con un informe que justifique la pérdida de actividad como consecuencia del COVID-19 así como adjuntar los medios de prueba que estime necesarios, y simultánea comunicación a los representantes legales de los trabajadores, en caso de no existir, puede darse la comunicación a todos los trabajadores. La autoridad laboral ha de recabar, con carácter preceptivo, informe de la Inspección de Trabajo y realizar cuantas actuaciones considere pertinentes para constatar la fuerza mayor, resolviendo en el plazo de 5 días desde la fecha de entrada de la solicitud. La resolución de la autoridad laboral se limita a constatar la existencia de la fuerza mayor alegada por la empresa y corresponde a la empresa la decisión sobre la extinción de los contratos o la aplicación de medidas de suspensión o reducción de jornada que van a surtir efectos desde la fecha del hecho causante de la fuerza mayor. La empresa debe dar traslado de dicha decisión a los representantes de los trabajadores y a la autoridad laboral. Tras dicha comunicación, a las personas trabajadores se les podrán reconocer la prestación de desempleo.

 

 

No Comments

Post A Comment